SUSTENTABILIDAD

Bajo impacto
medioambiental, 100%  reciclable

mundo.png
icono_reciclado.png

El poliestireno expandido o EPS se caracteriza por su bajo impacto medioambiental y porque es 100% reciclable, lo que permite fabricar nuevo material o generar energía.

Además durante todo su ciclo de vida ahorra 500 veces la energía que se consume en su proceso de fabricación, lo que contribuye a evitar el calentamiento global y el cambio climático. 

En lo que se refiere la sostenibilidad entendida como las características medioambientales ligadas a un determinado producto, proceso o actividad. Sobre el EPS existe mucha desinformación sobre su verdadero impacto medioambiental que han contribuido a la extensión de una percepción errónea sobre la aportación real de este material al desarrollo sostenible.

 

Según los Análisis del Ciclo de Vida (ACV´s), que analizan y miden de forma objetiva el comportamiento medioambiental de un determinado producto, el EPS es un material que cumple todas las exigencias medioambientales desde su proceso de elaboración hasta su extinción o reciclaje.

Estamos comprometidos con el uso responsable de la energía y con el respeto al medio ambiente, por ello nos parece importante recordar que:

  • El EPS es respetuoso con el medio ambiente ya que es un material con bajo coste energético en su fabricación.

  • Es neutro e inerte, no contamina el terreno, aire o agua.

  • En la fabricación del EPS no se utilizan CFCs (clorofluorocarburos), por lo que no se producen emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

  • El bajo contenido de materias primas y energía utilizada, unido a cero emisiones de azufre, nitrógeno o fósforo durante la fabricación, hacen del EPS un envase respetuoso con el medioambiente.

  • El proceso de fabricación del EPS requiere el uso de vapor de agua (a temperaturas comprendidas entre 80-100 ºC), para la pre-expansión y el moldeado. La corriente de agua es reutilizada en el proceso y se vierte a la red libre de compuestos químicos.

  • La fabricación de un embalaje de EPS consume 3 veces menos agua que otros materiales alternativos.

  • El proceso de fabricación del EPS no genera residuos y los recortes más los productos no-conformes se incorporan como nueva materia prima en el proceso de bloques de baja densidad.

  • En construcción, su uso como aislante térmico y acústico logra disminuir el consumo energético y mejora la certificación energética de los edificios.

  • En envases y embalajes proporcionar una protección integral a los productos envasados, ahorran combustible en el transporte porque es un material muy ligero.

  • EPS es un producto Eco-Responsable, y encontramos en muchos usos habituales de la vida: guardarrailes en carreteras, cascos para bicis y motos, chalecos salvavidas, neveras para transporte de tejidos humanos para transplantes, entre muchos otros usos no menos importantes.

  • Es un material 100% reciclable que cierra el círculo de la sostenibilidad.